llorar a Zapata

Posted on

No tuve gran amistad con él pero sí suficiente contacto para ser embrujada por esa inteligencia activa, inmediata y sorprendente. Era como un ninja del ingenio, en el momento menos esperado y en el instante más apropiado emergía de la circunspección y lanzaba un sablazo brillante y agudo. Preciso. Y se quedaba como si nada, agazapándose otra vez a la sombra de su talento.

Ana Black . Hoy lloro a Zapata . 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s