citables

principio

Posted on

“Todo lo que surge, cesa.”

—Principio budista contenido en las cuatro nobles verdades.

Anuncios

otro microcuento

Imagen Posted on Actualizado enn

20180829_175620

prodigio

Posted on Actualizado enn

Porque la vida, a pesar de sus complejidades y zonas oscuras, es siempre un prodigio digno de ejercer.

Leonardo Padrón . [de una publicación en Instagram] . 2018

de caballerosidad

Posted on

Tuve la suerte –aunque quizá hoy sea una desgracia– de que me educaran para admirar esa clase de cosas. Para respetar ciertos ejemplos. Después la vida que llevé me condujo a otros lugares; pero mantuve intacta, o así lo creo, la facultad de admirar la dignidad y la elegancia moral en hombres y mujeres, sea cual sea su estado o condición.

Arturo Pérez-Reverte  .  Un perfecto caballero  .  2018

pensamiento y comunicación

Posted on Actualizado enn

Y como estamos hablando de conjuntos, el pensamiento no solo puede ser individual sino interactivo y comunicacional. O digámoslo así: mientras en el proceso de pensar de cada uno intervienen múltiples voces, comenzando por las paternas y maternas de nuestra pre-historia, en el proceso del pensamiento futbolístico se constituye antes y durante el juego -dicho en el más estricto sentido del término- una instancia de comunicación nosótrica. Muy dinámica por lo demás, y como toda comunicación pensante, esta también se encuentra gramaticalmente estructurada.

Fernando Mires  .  Croacia 2 : Inglaterra 1 La Psicología del Fútbol  .  2018

a propósito del mundial

Posted on Actualizado enn

Juan Villoro, a quien reconozco como un autor favorito, lee fragmentos de sus propios textos sobre fútbol.

 

 

 

 

“El fútbol es todo esto y algo más, cuando los héroes numerados salen a la cancha lo que está en juego ya no es un deporte, alineados en el círculo central los elegidos saludan a su gente, solo entonces se comprende la fascinación atávica del fútbol, son los nuestros los once de la tribu.

Cuando el silbato del árbitro lanza sus tres notas fúnebres el partido concluye como trámite jurídico y ofrece su saldo de obituarios y estadísticas, los aficionados eternizan a los héroes breves y en el rostro de los entrenadores aparece una nueva arruga, el juego entra a la zona de las promesas, lo que ha ocurrido es ya lo que vendrá, el venturoso remedio para los enfermos de tiempo que llenan los estadios.”