fábulas

reina de hielo

Posted on

artista: Tamara Pluzshnikova

La joven artista representa a la reina de hielo sobre el cuento del mismo nombre de Hans Christian Andersen.  De la galería del Hans Christian Andersen Center.

el amor y la locura

Posted on Actualizado enn

Todo en el amor es misterio: sus flechas y su carcaj, su llama y su infancia eterna. Agotar esta ciencia no es cosa de un día. Así no intento explicarlo todo en esta fábula; mi objetivo es sólo decir a mi manera cómo este ciego, que es un dios, perdió la luz de sus ojos. De las consecuencias de este mal, que acaso ha sido un bien, pongo por juez a un amante y yo me inhibo.

 

Juntos jugaban un día el Amor y la Locura. Aquél aún no se hallaba privado de los ojos. Surgió entre ellos una disputa. Pretende el Amor que se reúna para tratar de ello el consejo de los dioses. Pero la Locura, impaciente, le da un golpe tan furioso que le priva de la luz de los cielos.

 

Venus clama venganza. Madre y mujer, esto basta para explicar sus gritos. Estos aturden a los dioses. Ante Júpiter y Némesis y todos los jueces del Infierno, Venus presenta la enormidad del caso: su hijo no podía dar un paso sin un bastón. No había pena bastante para castigar este crimen. El daño tenía que ser reparado.

 

Considerando cuidadosamente el derecho del acusador y el de la parte contraria, la sentencia del supremo tribunal consistió en condenar a la Locura a servir de guía al Amor.

 

Jean de La Fontaine . Fábulas . El Amor y la Locura . 1693